lunes, 8 de diciembre de 2014

LA COFRADIA DEL DESPILFARRO. ¡ AL JUZGADO!

EL USO DEL DINERO PÚBLICO

Ana Luisa Durán sobre el despilfarro del centro de interpretación: «No tengo ningún interés en que salga nada»

El anterior concejal de Cultura, Celestino Colín, endosa la responsabilidad de la chapuza de Rioscuro a la Junta


  • Detalle del estado de la señalética que se instaló en la ruta del aula de interpretación - DL
    Detalle del estado de la señalética que se instaló en la ruta del aula de interpretación - DL
1
2
5
CRISTINA FANJUL | LEÓN 07/12/2014
Varios años y un millón de euros después, nadie se hace responsable del desaguisado del centro de interpretación de Rioscuro, un proyecto que se financió con cargo a los fondos Miner y que tenía como objetivo incrementar el turismo en Laciana. La iniciativa se basaba en la excavación arqueológica de los castros prerromanos de La Muela y la Zamora y preveía la puesta en marcha un centro de interpretación en el que se explicaran los hallazgos de la investigación. Este museo se convertiría además en un aula que explicaría la historia y las culturas de los pueblos que habitaron el valle. Sin embargo, y a pesar de que el año pasado fue inaugurado por el director general de Patrimonio y la alcadesa de Villablino, el museo sigue cerrado y nadie es capaz de decir cuándo se abrirá.
«No tengo ningún interés en que salga nada (en la prensa)». Esta frase es la única razón que la alcaldesa de Villablino, Ana Luisa Durán, ha pronunciado al ser preguntada por las razones que han llevado a la situación actual. Y es que un cúmulo de despropósitos han hecho que un millón de los planes del carbón se malogren a pesar de que proyectos como este pueden revitalizar la comarca.
Y es que los restos de la axcavación están literalmente engullidos por la maleza, los elementos de la señalética han sido arrancados y los proyectores que se habían adquirido para el centro de interpretación fueron robados días después de su inauguración. Pero ahí no acaba la mala suerte de un proyecto que parece haber recibido mal de ojo. La Junta adjudicó el proyecto a una empresa que entró en suspensión de pagos antes de entregar la obra, con lo que los trabajos tuvieron que ser licitados y adjudicados de nuevo. Sin embargo, la fatalidad siguió cebándose con Rioscuro. La nueva adjudicataria termina la obra pero durante la tramitación de los boletines necesarios para abrir el centro, Industria exige a la Junta el visado del proyecto por el Colegio de arquitectos de León que la administración autonómica no tiene.
El por entonces concejal de Cultura, Celestino Colín, se sacude cualquier responsabilidad y asegura que todo el proyecto fue realizado por la Junta. «Cuando se supo que en lugar de tres millones —cantidad inicial del proyecto— sólo contábamos con uno, desde la Junta se nos informó de que nos teníamos que arreglar con ese dinero», destaca el concejal que, si bien acepta que él mismo tuvo reuniones con técnicos de la administración autonómica, niega haber tenido capacidad alguna de decisión. «Fue un proyecto dirigido en todo momento por la Junta», concluye.
Uno de los más abochornados es el alcalde de Rioscuro, el socialista Abel Alcocer, que denuncia que lo que han hecho en Rioscuro es un «museo fantasma». «No tenemos el boletín de luz, excavaron y lo dejaron todo sin acondicionar. No me gusta el trato que han dado a los vecinos», lamenta el pedáneo. Alcocer explica que cuando se puso en marcha el proyecto y se decidió que el centro de interpretación se ubicara en una de las antiguas escuelas de Amós Salvador, se decidió que e espacio inferior del inmueble se destinara a la junta vecinal. «Tuve que pedir a Prohída —la empresa que suministra luz en el municipio— que nos pusiera un contador para el local de abajo porque ni siquiera teníamos calefaccióin», denuncia el alcalde. «Es todo muy triste. Nos han engañado. Este es un edificio frío, feo y vacío», sostiene Abel Alcocer, que se pregunta dónde fueron a parar los casi 900.000 euros que se invirtieron en el centro de interpretación. «Hicieron un edificio con tejado plano y sin canalones, con lo que todo está lleno de goteras, el parqué abierto y las ventanas no abren», denuncia. Además, asegura que se aplicó yeso y las paredes no se revocaron para pintar.

No hay comentarios: