sábado, 17 de junio de 2017

EL BAILE DEL AHORCADO

Un ramal en Laciana


CRISTINA FANJUL
16/06/2017
Llama la atención que el PSOE siga ganando en Laciana. Al menos, a mí me llama mucho la atención, me sorprende que no cambie nada después de todo lo que ha pasado y, sobre todo, de todo lo que no ha pasado, a pesar de que hubo un tiempo en el que parecía que era posible. Se tiraron las escuelas, se acabó con la minería, se sepultó la obra de la Institución Libre de Enseñanza, se corrompió el paisaje, se fundieron los fondos del carbón, se acabó con el ramal minero, se dejaron morir los cursos de verano de la Universidad Carlos III que Gregorio Peces Barba —gracias a Eduardo Arroyo— llevó hasta Villablino... Nada. No se ha hecho nada más que dinamitar, acabar con la comarca, dejar que muera de hambre y desolación... Hay más paro juvenil en Villablino que en Cádiz y, sin embargo, los desahuciados siguen metiendo en la urna el voto que les convierte en siervos de la gleba. Toda una paradoja.
Una pensaba que la audacia era una característica de las cuencas mineras, que la lucha termina convirtiéndose en una huella genética, en un legado biológico que se graba en la especie como una fórmula para adaptarse al medio... pero no. Todo era mentira, y Villablino se convierte, como en la exposición de Pierre Gonnord, en tierra de nadie, en una masa amorfa, desalmada, cuyos miembros seguirán reaccionando con reflejos condicionales cuando el pisto del amo no sea más que un recuerdo.
Somos lo que parecemos, cautivos, presos de conciencia, vasallos de un marco de pensamiento que impide que la acción se modifique. No es cobardía, es rutina, hábitos mentales de un pueblo que ha mutado a una especie nueva, una raza en la que la supervivencia inmediata es lo único que importa —yo no me considero más que ustedes— y que es el exponente más significativo de lo que ocurre con la provincia.
El desmantelamiento del ramal minero, ese que se arrancó para nada, es la imagen más precisa, la foto fija del futuro. No se crean, que a veces, el porvenir está en el espejo retrovisor.

No hay comentarios: